Blog B-SECURE

Las 5 estrategias de protección cibernética más efectivas

Implementar las mejores prácticas en temas de ciberseguridad resulta clave a la hora de mitigar el riesgo del manejo de la información en tu organización. Aprende a aplicar estrategias de protección cibernética para evitar y reparar fallos detectados.

Contar con estrategias de ciberseguridad en las empresas ha dejado de ser un plus para convertirse cada vez más en una necesidad. Por eso, partir de los elementos básicos es importantísimo para que procesos, personas y tecnologías estén sincronizados.

Implementar una estrategia de este tipo permitirá, más que minimizar la superficie de ataques cibernéticos, mejorar tiempos y costos en los procesos.

El National Cyber Security Center (NCSC), ofrece algunos consejos que apuntan a definir y comunicar oportunamente los niveles de riesgo como acciones fundamentales para la estrategia global de ciberseguridad en cualquier organización.

Estas son algunas de las recomendaciones para aumentar el nivel de protección del negocio: 

  • Establece un plan de manejo de crisis y recuperación de desastres y mide la capacidad de tu equipo para ejecutar las diferentes acciones en cada plan.

  • Protege las redes de ataques maliciosos y accesos no autorizados.

  • Comunica y educa a tu equipo de trabajo a través de la generación de políticas de seguridad en tu organización.

  • Monitorea el acceso a medios extraíbles como táctica de protección antimalware.

Pero ¿cómo convertir esos consejos en estrategias?, te compartimos las cinco más efectivas para la protección cibernética de tu empresa:

Contar con estrategias de ciberseguridad en las empresas ha dejado de ser un plus para convertirse cada vez más en una necesidad. Por eso, partir de los elementos básicos es importantísimo para que procesos, personas y tecnologías estén sincronizados.

Implementar una estrategia de este tipo permitirá, más que minimizar la superficie de ataques cibernéticos, mejorar tiempos y costos en los procesos.

El National Cyber Security Center (NCSC), ofrece algunos consejos que apuntan a definir y comunicar oportunamente los niveles de riesgo como acciones fundamentales para la estrategia global de ciberseguridad en cualquier organización.

Estas son algunas de las recomendaciones para aumentar el nivel de protección del negocio: 

 

Nueva llamada a la acción

 

1. Gestión y respuesta de incidentes

La filtración de información es, cada vez más, una amenaza recurrente. Una vez ocurre, el tiempo de reacción es crucial pues, a mayor tiempo sin responder a esta situación, mayores serán los daños colaterales y financieros. 

Esto significa, de cualquier forma, más que una inversión en seguridad cibernética, una respuesta sólida a cualquier imprevisto para ayudar a reducir el impacto.

Algunas herramientas como el SIEM (Security Information and Event Management), puede resultar potente para la gestión y respuesta a incidentes pues, basa su funcionalidad en toda la información producida por los dispositivos de red. 

Así, la detección, respuesta y neutralización de amenazas informáticas será mucho más eficaz. 

Dentro de las características principales de un SIEM se encuentran:

  • Capacidad de gestión y recolección de información centralizada
  • Análisis de la información recolectada
  • Alerta oportuna a partir del monitoreo en tiempo real

En pocas palabras, implementar esta estrategia proporciona agilidad, control y predictibilidad ante las amenazas a la que tu compañía podría estar expuesta.

Te recomendamos: 

Claves para desarrollar una estrategia de ciberseguridad 

 

2. Disponibilidad y eficiencia para los centros de datos

Sin duda contar con centros de datos backup o de respaldo con los que tu compañía pueda reaccionar en caso de fallas técnicas sería el panorama ideal. Sin embargo, el costo de manutención de estas capacidades alternas suele ser muy alto. 

Centros de cómputo, canales de backup, equipos standby son solo algunas de las necesidades para garantizar el funcionamiento de los sistemas de la información de la compañía para la disminución de riesgos. 

Una de las estrategias que puedes implementar con el mismo norte y mayor facilidad es el Balanceo geográfico de canales y centros de datos - GSLB que posibilita a las compañías optimizar las conexiones a sitios web sin la necesidad de aumentar las capacidades y equipos del centro de datos. 

¿Cómo?, distribuyendo las comunicaciones entre diferentes ubicaciones geográficas (centros de cómputo que normalmente estarían apagados o en standby).

 

 

3. Gestión de identidades privilegiadas

Aplicar políticas que limiten los accesos (VIP o con perfiles privilegiados) conduce a una gestión más efectiva de los procesos. 

Los usuarios con este tipo de cuentas suponen un riesgo importante para la compañía pues, habitualmente, las áreas de TI no tienen un panorama completo de sus actividades y al ocurrir algún incidente no encuentran la procedencia. 

Las herramientas de gestión de identidades privilegiadas, entonces, apuntan a prevenir y resolver este tipo de riesgos, ya que reducen los permisos de las cuentas privilegiadas y garantizan el acceso exclusivamente a recursos determinados para cada perfil. 

Esta estrategia plantea el foco más que en la implementación de una herramienta, en la generación de una política de gestión de usuarios y roles a partir de la cual se administre el uso de las credenciales con privilegios. 

A su vez, genera beneficios como la trazabilidad de acciones ejecutadas en los servidores, el almacenamiento seguro de contraseñas, la segregación de perfiles, entre otros. Estas son algunos de los pasos que puedes implementar:

Estrategias de protección

 

Te puede interesar: 

Mayores preocupaciones de las empresas en ciberseguridad (Infografía)

 

4. Auditoría y firewall de bases de datos

La protección en torno al dato es fundamental para controlar a los actores internos. Sin embargo, es necesario también establecer parámetros de protección que permitan tomar acciones eficaces e impedir accesos no autorizados, evitar las fugas de información o, en caso de que ocurran, recuperarse de las consecuencias económicas o reputacionales en menor tiempo. 

DAM/DAF de B-SECURE  permite monitorear la actividad de auditoría, gestionar las vulnerabilidades y prevenir intrusiones basado en basado en políticas, gestión de acceso de usuarios y administradores. Para garantizar la integridad de los datos sin afectar el rendimiento de los mismos.

5. Gestión unificada de amenazas

De manera genérica, todas las ciberamenazas pueden dividirse en pocas categorías, de acuerdo a las técnicas de ataques o las características que los componen. Algunas de las más comunes son:

Malware:

Un tipo de amenaza que incluye un software malicioso con el objetivo, de manera fraudulenta, de acceder y robar información determinada.

Brechas de seguridad:

Nombre que se le da al robo de datos que realiza un actor malicioso, normalmente con motivos de espionaje o la búsqueda de una ganancia económica.

Phishing:

Quizá el ataque más mencionado por la facilidad de su modalidad. Consiste en engañar, a través de correos, al receptor del mensaje para que de manera voluntaria revele información comprometedora, como información bancaria, personal o contraseñas.

 

Conoce más:

Prevención de ataques cibernéticos y
gestión unificada de amenazas

 

Para esto se recomienda la implementación de una estrategia de seguridad perimetral o firewalls perimetrales; componentes básicos de los esquemas de seguridad tradicionales que, cada vez más, han migrado a sectores de las redes mucho más complejos como el Core empresarial, el centro de datos y las redes de usuarios. 

Los firewalls han evolucionado estratégicamente como respuesta a las dinámicas de las redes actuales y como técnica, estableciendo un esquema de seguridad más cercano a los recursos organizacionales y a sus usuarios. 

Como habrás visto, el nivel de seguridad cibernética de tu compañía puede depender, en muchas ocasiones, de una estrategia visionaria y sujeta a la predictibilidad de ataques maliciosos más que a determinado presupuesto anual. 

De allí, la importancia de destinar una fracción de recursos -incluyendo el tiempo- para la protección de datos. Haz clic en la imagen para contarte cómo comenzar.

 

Nueva llamada a la acción

Topics: Ciberseguridad