Blog B-SECURE

Reflexiones en las alturas

En mi reciente vuelo a nuestra regional del norte con sede en Medellín, leí en la revista de Avianca un artículo titulado: "Adiós unos, bienvenidos otros" del cual transcribo algunos de sus apartes, seguro del interés que también les despertará, ya que me hizo reflexionar aún más, acerca de lo compartido en una entrada reciente de este Blog titulada "La industria de la seguridad está en crecimiento. ¿Está preparado para avanzar profesionalmente al mismo ritmo?".
Profesionales
 
El articulo al que hago referencia inicia diciendo: Las dinámicas económicas –y de la vida misma- hacen que algunas profesiones decaigan y otras asciendan. Cada vez menos, las carreras académicas garantizan un buen empleo, puesto que la especialización, tan necesaria hace pocos años, pierde terreno frente a la transversalidad del conocimiento. También menciona que "según datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) ocho de cada diez puestos de trabajo en países desarrollados son para perfiles “de conocimiento”. Es decir, con capacidades técnicas, formación práctica, habilidades directivas y espíritu emprendedor".

Uno de sus entrevistados, Laura Ripani, especialista líder en mercados laborales del Banco Interamericano de Desarrollo, señala que la formación continua -pero transversal- es casi una obligación para enfrentar los cambios constantes del mundo del empleo. A medida que avanzaba en la lectura del texto recordaba la eterna preocupación de muchos padres e hijos, cuando estos últimos salen del colegio y desean saber que les convendría estudiar o qué tan rápido podrían ingresar  al mundo laboral y obtener un buen salario. 

También pensaba en los académicos y empresarios unos asegurando que los jóvenes salen de las carreras técnicas o profesionales con el conocimiento y la preparación adecuada para enfrentar el mundo empresarial y los otros seguros que aún no poseen las habilidades necesarias para ayudar a transformar y aportar en la innovación empresarial.

shutterstock_171259904

A propósito, el articulo menciona que cinco países latinoamericanos están en el top 10 del ranking de la consultora Manpower (empresa internacional con experiencia en la gestión de capital y talento humano) sobre escasez de talentos: Perú, Colombia, Argentina, Brazil y Panamá, a lo cual la señora Laura Ripani subraya que "no se trata de que la región no tenga gente capacitada. La hay, pero no en lo que piden las empresas y eso afecta la productividad y hace que crezca el desempleo y la informalidad”. Todavía existe una brecha entre las habilidades que el sector productivo demanda y las que encuentra. 

Otra de las personas consultadas, el señor Martín Poncio coincide en que "hay que olvidarse de la idea de que un título garantiza un trabajo. En cinco años, no es la competencia, sino el universo el que pasa por encima [del empleado]. Ya no hay un “que” sobre el cual formarse. Más bien hay que capacitarse en el uso de diversas herramientas y aprender a desaprender". Hay dos aspectos que el entrevistado 

Poncio califica como fundamentales a la hora de formarse. Uno es el relacionado con la tecnología, que se debe conocer muy bien tanto de manera personal como empresarial. El otro aspecto es el tema social y humano, puesto que para el experto es ineludible leer sensibilidades y forjar una comunicación fluida con los colaboradores. Y termina diciendo: “Esta no es una habilidad que se venda, sino que viene con años de formación y de trabajo”. 

Dos conclusiones me dejo el artículo que quisiera compartirles. La primera, que  debemos incentivar a los jóvenes a estudiar carreras afines a la tecnología, pues nuestro sector tiene cada día un déficit de profesionales más amplio, a pesar del  gran potencial de crecimiento que el empresariado, gobierno y entidades extranjeras han detectado, lo que indica que hay una gran oportunidad de desarrollo profesional y empresarial. La segunda, que si queremos continuar avanzando en nuestras carreras profesionales hay que  trazarse un plan y formarnos continuamente para que como dicen coloquialmente: “el tren nunca nos deje”.

Topics: Educación